Tokio.- El ciclista ecuatoriano Richard Carapaz entró en la historia de su país al ganar la medalla de oro este sábado 24 de julio, tras cruzar la meta en solitario de la prueba de ruta de los XXXII Juegos Olímpicos de Tokio 2020, corrida sobre  234 kilómetros con cinco puertos de montaña.

“Es algo increíble, para mí país es algo muy importante, un oro que se va a recordar por siempre, ser parte de ese pequeño grupo de deportistas que lo ha podido conseguir es algo muy grande, que va a quedar en la historia de mi país, de mi vida”, aseguró el recién proclamado campeón olímpico en la pista del Circuito Internacional de Fuji, donde acabó la prueba.

Carapaz, que iguala el oro que logró el ecuatoriano Jefferson Pérez en los 50 kilómetros marcha de los Juegos de Atlanta 1996, terminó por delante del belga Wout van Aert y del ganador del Tour de Francia, el esloveno Tadej Pogacar, que completaron el podio tras un disputado sprint.

El originario de Carchi ya había escrito otra página para el deporte el pasado domingo, cuando acabó tercero en el Tour de Francia, siendo el vigésimo ciclista en hacer podio en las tres grandes vueltas por etapas (primero en el Giro-2019 y segundo en la Vuelta-2020).

De hecho, Ecuador solo contaba hasta ahora con dos medallas olímpicas, ambas ganadas por Jefferson Pérez, que también ganó la plata en Pekín 2008.

Es el mejor momento de mi vida

El campeón olímpico, Richard Carapaz siente que está en un gran momento, “el mejor momento de mi vida”, dijo en conferencia de prensa la ‘Locomotora del Carchi’, tras proclamarse campeón olímpico del ciclismo de ruta en los Juegos Olímpicos de Tokio.

“Me ha costado mucho trabajo, esfuerzo y sacrificio, pero todo ha valido la pena. Es el mejor momento de mi vida”, señaló el único ciclista en haber llegado al podio en las tres grandes Vueltas: Giro de Italia, Vuelta a España y Tour de Francia y ahora en los Juegos Olímpicos.

“Fuimos al Tour de Franscia con el deseo de hacer podio, y lo logramos. Venimos para acá y teníamos la sensación que podíamos conseguir algo”, manifestó muy emocionado. Dijo que “no lo podía creer”, cuando ingresó a la meta, en el autódromo internacional de Fuji, casi en solitario.

Y siente que no lo puede creer, porque “es el segundo ecuatoriano en lograr una medalla de oro para el país, después de Jefferson Pérez”. Richard Caparaz, el carchense de oro, se emocionó cuando recibió su medalla y escuchó el Himno Nacional de Ecuador. Una lágrima corrió por su mejilla pues lució totalmente emocionado.

El carchense pidió dormir en la Villa Olímpica de Tokio y no en la de la subsede, a la salida del la capital japonesa, donde se concentraron todos los ciclistas. Quiere descansar y departir con los otros deportistas miembros de la delegación tricolor.